1 PRODUCTORES

En Chile, especialmente en la zona centro y sur del país, entre las regiones de Valparaíso y Los Lagos, un grupo de agricultores, muchos de ellos pequeños, se dedican a la producción de leche bovina, lo que es una actividad tradicional de las áreas rurales. Los sistemas de producción han experimentado un cambio relevante en los últimos años.

Los cerca de 5 mil productores lecheros chilenos, se ubican en el primer eslabón de la cadena productiva de la industria láctea y cuentan con la disponibilidad de
ganado lechero y maquinaria necesaria para la extracción y primera refrigeración de leche cruda.

El país dispone de un millón de hectáreas de praderas y de 500.000 vacas dedicadas a la producción de leche, según cifras del Ministerio de Agricultura, junto a una veintena de grandes plantas lecheras, incluyendo varias transnacionales, y casi una centena de plantas queseras medianas y pequeñas.

Cerca de 40 mil personas prestan servicio para la producción de leche y más de 21 mil personas externas trabajan en el sector, lo que determina que el sector primario genera sobre 60.000 empleos.

4 HISTORIA DE LA INDUSTRIA LECHERA EN CHILE

Hablar de la leche es hablar de los mayores triunfos de la humanidad. Gracias a este noble alimento hemos logrado, a lo largo de los tiempos, aumentar la esperanza de vida de las personas, disminuir las tasas de mortalidad a temprana edad y, ya en tiempos actuales, superar la desnutrición infantil.

En Chile y el mundo occidental hablar de leche es incluso evocar los más tiernos recuerdos de infancia y de calor familiar ¿A quién no lo premiaron con una sémola con leche? ¿Quién no pidió una cucharada de manjar mientras mamá cocinaba? ¿Quién no urdió complicados planes para “robarse” un tarro de leche condensada de la despensa? Los lácteos son parte de nuestra historia y el desarrollo de la actividad lechera ha sido una pieza fundamental de la modernización de nuestro país.

Primeros años

Con la llegada de las familias españolas en la época de la colonia, surgieron pequeñas granjas familiares en las que los animales existentes proveían de los alimentos que la familia y su núcleo cercano requería para sobrevivir. Más tarde, con el crecimiento de las principales ciudades del país, surgió la necesidad de ofrecer a las familias productos lácteos sin tener una vaca en la casa. Así comenzaron a surgir pequeños emprendimientos lácteos que con el paso del tiempo vieron su consolidación.

Días actuales

Hoy el mundo lácteo ha hecho propios conceptos de suma relevancia en el mundo actual: avanza con fuerza hacia la sustentabilidad de sus procesos, declara un irrestricto compromiso con el bienestar animal y está a la vanguardia de tecnologías y sistemas con el fin de hacer el mejor y más respetuoso uso de los recursos.

A nuestros días, la producción de leche utiliza cerca de un millón de hectáreas ubicadas entre la Región de Valparaíso y la Isla de Chiloé. Alrededor de la producción primaria se ha generado una importante industria que da sustento económico a miles de familias.

Productores lecheros de Chile

Actualmente en Chile se producen anualmente cerca de 2.500 millones de litros de leche, los cuales se concentran principalmente en las regiones de Los Lagos y Los Ríos, dadas las favorables condiciones climáticas para esta actividad agrícola.

Los productores de leche constituyen el punto de partida del hermoso proceso que concluye en la alimentación sana de millones de personas en Chile y el mundo. Llevan en su sangre la herencia de una vocación ancestral, que incluye el respeto al entorno, el compromiso con el bienestar animal y la elaboración de la materia prima más pura y nutritiva para una gran variedad de productos.

Hoy se registran en Chile predios lecheros de diferentes tamaños y tipo de ganado. Todos ellos cuentan con equipos y tecnologías para la extracción y conservación (refrigeración) de la leche cruda.

El alimento perfecto

Si pensamos en el primer recuerdo de nuestras vidas, en la primera comida que recordamos o en el inicio de las mañanas de nuestra infancia, es más que probable que la leche sea nuestra primera evocación.

Y es que le debemos a la leche el haber recibido una alimentación balanceada desde la niñez, el desarrollar huesos y músculos fuertes y el haber contado con las energías necesarias para aprender y convertirnos en adultos íntegros y que contribuyen activamente a la sociedad.

La leche está presente en nuestra historia, ya que fue la mejor aliada a principios del siglo XX en la lucha contra la desnutrición infantil. Su importante aporte de calcio, proteínas y vitaminas la hacen posicionarse como un alimento perfecto.

En los días que actualmente vivimos, la leche y sus derivados continúan siendo alimentos altamente requeridos por la población. Es un producto tan versátil y con tantas posibilidades que se adapta a cualquiera de nuestros requerimientos y estilos de vida.

Constituye una excelente fuente de proteína para deportistas, las vitaminas que posee, especialmente las del complejo B, impulsan nuestra concentración. En edades avanzadas, nos aleja de enfermedades degenerativas como la osteoporosis. Además, es de fácil consumo, lo que se adapta de manera perfecta a los estilos de vida contemporáneos.

Fuentes:

  • Estudio de calidad Nutricional de leches liquidas realizada por la organización de consumidores y usuarios de Chile.
  • Fedeleche.
  • Caracterización de sistemas productivos lecheros en la x región de chile mediante análisis multivariable1. Ricardo Smith R.2, Víctor Moreira L.2 y Luis Latrille L. Revista Cielo.
  • Investigación Tesis Universidad Austral de Chile: Caracterización socioproductiva de productores lecheros asociados a Centros de Gestión en la zona Sur de Chile. JAVIER Antonio Aravena Acuña.
  • Consorcio Lechero.
  • Ministerio de Agricultura de Chile.

SOCIOS

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM!